Contáctenos: FUCEPA
fucepa06@hotmail.com / wwwacepa.blogspot.com
Cel. (507) 6618-3019 / (507) 6480-6402

lunes, 15 de junio de 2009

Consecuencias en personalidad....


¿Pueden imaginarse cómo se puede sentir un niño que "siempre se siente mal"?

Como psicólogo clínico me ha tocado estudiar el tema con detenimiento, y tengo algunas hipótesis:

1. El niño se siente mal -- diarreas constantes, inflamación del vientre..... -- pero no sabe cómo quejarse. Por lo tanto, manifiesta explosiones de furia, llanto frecuente, poca paciencia .... Todo esto es signo de un tipo de depresión. De paso, los niños no muestran depresión como los adultos. Los adultos nos aplanamos; los niños se aceleran.

2. Los padres tienden a ser sobre-protectores. En consecuencia, el niño puede aprender a manipularlos.

3. Cuando, finalmente, se ha realiado el diagnóstico de la enfermedad celiaca ya tenemos un niño lleno de lo que yo llama "malasmañas" -- comportamientos que no lo hacen muy atractivo a su entorno social.

4. Siempre recomiendo la intervención del equipo de salud mental, porque esta es una enfermedad en la cual sufre tanto el "paciente identificado" -- el celiaco -- y los "pacientes no identificados" -- los familiares cercanos.

En fin, nada que no se pueda resolver.
Nota: La foto es de PhotoSearch en Internet

2 comentarios:

Jamie Marie dijo...

Bueno yo pienso que al no poder comer ciertos alimentos su salud emocional cambia, ya que siente la limitación de las cosas que le hacen daño, así también el cuerpo por naturaleza necesita de ciertos alimentos que nos brindan alegría así como otros que no nos favorecen.

Anónimo dijo...

Tienen razon y quiero que sepan que en especial a mi nieta dependiendo de lo que coma en su dieta asi mismo esta de animos.

WG